Mi-Maldito-Blog

Avatar- Opiniones, descubrimientos e intereses personales -

La Boda de Gloria Trevi

Sí, lo se:
1 - sucedió hace varias semanas
2 - ¿qué demonios haces hablando de ello?

La boda de Gloria Trevi, contrario a lo que muchos pudieran pensar, es de interés de la nación entera. No por los detalles, las cifras que demuestran lo caro que fue el ajuar, o los invitados de la farándula que asistieron. La boda de Gloria Trevi es la coronación del trabajo de los medios de comunicación -en especial las televisoras- como jueces y reales directores de la opinión en la sociedad. Un trabajo que inició hace varios años, cuando se colocó a una chica cualquiera como un ídolo mexicano, ejemplo a seguir y a la vez figura de lo políticamente incorrecto -ay los jóvenes tan irreverentes-.
¿Quieres ser rebelde? rómpete las medias y anda por ahí. Usa doble sentido en tus palabras.. pero no digas groserías. Habla de sexo… pero no digas "pene".
Luego todos lo vimos. Disfrutamos el momento en que el monumento fue derrumbado, el ídolo derrocado y enviado al infierno. El infierno de la opinión pública. De pronto todos odiabamos a Gloria Trevi. Así nos dijo la tele que debería ser.
Olvida el análisis, ni siquiera pienses en la posiblidad de que todos esos abusos sean la regla común del mundo del espectáculo, o si de algún modo las televisoras eran conscientes de lo que sucedía en el "clan trevi-andrade" -sí, ese eje del mal debía tener un nombre que identifique la maldad-; limitate a odiarla. Escupe sus posters. Quememos sus calendarios.
Y de pronto, tras unos años sin ver su figura, la vemos levantarse. Regresar. Resurgir como ídolo.
No lo hace sola, es parte del proceso, de la telenovela. Así dice el guión que habría de suceder.
Ahora olvidemos lo que hizo, veamos lo nuevo que hace. Admírenla, se ha superado.
La conclusión de todo es la boda. El final feliz de una telenovela alargada por años y transmitida por todas las televisoras -sí, las dos- y seguida de cerca por otros medios impresos.
¿y qué importa?
Igual y nada. Total, que viva Gloria Trevi como se le de la gana. Que la escuche quien la aguante. A fin de cuentas es sólo una estrella mas del canal de las estrellas.
Sin embargo el problema es que no solo sucede en el canal de las estrellas. Ya lo hemos visto en los deportes -mención honorífica se lleva el paso del Cuau, de la gloria al infierno y de vuelta al altar como máximo ídolo del futbol mexicano-, y también en la política -amlo? peña nieto?-. La boda de trevi es solo una muestra de cómo los medios masivos logran hacer lo que les venga en gana con la opinión del auditorio. El cinismo en su más pura expresión. El evento de la década.